Cocina molecular con nitrógeno líquido y hielo seco

La cocina molecular supone una revolución en el uso y desarrollo de nuevas técnicas culinarias.

Nitrógeno líquido. El poder de los -196ºC

El uso de nitrógeno líquido y hielo seco para cocinar permite crear texturas, efectos o ilusiones, imposibles de conseguir con los métodos de cocción tradicionales.

 
La temperatura extrema del nitrógeno líquido, junto con su condición de líquido, permite, con las técnicas y medidas de seguridad correctas, innovar en la cocina moderna utilizando toda tu creatividad.
 
Hielo seco: dióxido de carbono en estado sólido

El hielo seco está a una temperatura de -78,5ºC y puede suministrarse en diferentes tamaños y formatos.

LiN: nitrógeno líquido

El nitrógeno líquido se distribuye o almacena en recipientes criogénicos portátiles llamados dewards. Con ellos, y las medidas de seguridad adecuadas, podrá disponer del nitrógeno necesario para las actividades culinarias.

Descubre efectos sorprendentes, extrae aromas, prepara bebidas únicas y congela el alcohol en atractivos y originales sorbetes.

Hielo seco, platos mágicos y bebidas.

 

Presente sus platos de forma impresionante gracias a la sublimación del hielo seco, creando nieblas de gas CO2 con condensación de agua húmeda.

 

Congele las bebidas alcohólicas, como el vodka, la ginebra, el tequila o el ron. Las bebidas de más de 32º requieren temperaturas de congelación inferiores a -23ºC. El hielo seco a -78ºC permite congelarlas.

 
¿Necesitas ayuda?
Nos llaman "The Gas Professionals" y es por una razón: somos capaces de responder a cualquier pregunta.