Dióxido de carbono para la acidificación del agua

Aumenta el drenaje y la recuperación de productos químicos.

Dióxido de carbono líquido

El dióxido de carbono desempeña un papel importante en la optimización de la acidificación del proceso de agua en sus diferentes etapas de producción. Seguro en el manejo y eficiente en la obtención de un mejor drenaje, ayuda a evitar el uso de sustancias químicas fuertemente acidificantes

Desliza para conocer las formas de suministro

Gases relacionados
Oxígeno para oxidación intensiva
Mejorar las tasas de oxidación y el alcance
Más información