Oxígeno para oxidación intensiva

Mejora las tasas de oxidación y el alcance

Oxígeno líquido

El oxígeno puro se utiliza para intensificar la oxidación en las calderas y obtener una mayor productividad y, al mismo tiempo, lograr un objetivo medioambiental relevante: reducir la liberación de partículas TRS a la atmósfera.

La aplicación de oxígeno ayuda a reducir el uso de productos químicos en la deslignificación y permite un alto grado de blanqueo.

Desliza para conocer las formas de suministro

Gases relacionados
CO2 para pasta y papel
Aumenta el drenaje y la recuperación de productos químicos.
Más información