Oxígeno para el tratamiento de aguas

Aumenta el alcance del proceso biológico

El uso de oxígeno puro para los procesos biológicos aumenta la tasa de transferencia de oxígeno que proporciona el aire. De esta manera, se puede reducir el volumen de tratamiento. Para la misma transferencia de oxígeno, la concentración de oxígeno en las burbujas conduce a un menor consumo de energía y a una notable reducción del olor y el ruido. La aplicación de oxígeno permite un proceso flexible que se ajusta a las necesidades. Su aplicación es eficaz para aguas complejas y hace posible la reutilización del agua.

Desliza para conocer las formas de suministro

Gases relacionados
CO2 para el tratamiento de aguas
Más información
Ozono para el tratamiento de aguas
Más información